Estados Unidos

Preparativos para viajar a Nueva York

Escrito por marzo 29, 2020abril 4th, 2020Ningún comentario

Si estás pensando en viajar a Nueva York próximamente, hay ciertas cosas que deberías tener en cuenta para que tu viaje salga a pedir de boca: con cuánto tiempo de antelación hay que solicitar el ESTA, en qué barrio debo buscar el alojamiento, dónde puedo obtener el mejor cambio de divisas, qué seguro médico me saco, qué llevo en el equipaje… Sabemos que son muchas las preocupaciones que envuelven a este destino; por eso, a continuación os presentamos una serie de aspectos y recomendaciones personales que esperamos que os sirvan en la planificación de vuestro viaje a la Gran Manzana.

1. Buscar vuelos

En nuestra opinión, lo primero que debes hacer si te planteas viajar a Nueva York es mirar los vuelos y comenzar a ser consciente de que, junto con el alojamiento, va a ser uno de los gastos más importantes. Dependiendo de la temporada en la que quieras ir, puedes encontrar los billetes tirados de precio (este suele ser el caso de enero y febrero, ya que hay pocos valientes dispuestos a aguantar el frío neoyorquino y las aerolíneas sacan chollos para incentivar así las ventas) o que te cuesten un ojo de la cara (esto ocurre principalmente en época navideña y en verano). Siendo más concretos, los precios ida y vuelta desde España pueden oscilar desde los 300 € por persona (baratísimo) hasta los 600 € (precio estándar) o incluso más (los hemos llegado a ver por 1800 €), así que, si tienes flexibilidad para volar, busca y rebusca hasta encontrar una buena ganga o, de lo contrario, te tocará pagar lo que las aerolíneas te pidan. 

De cualquier forma, comparándolo con otros destinos, los vuelos a Nueva York no son de los más caros y, en nuestra opinión, este es un viaje que hay que hacer, al menos, una vez en la vida, ¿no crees? Por todo esto, te recomendamos utilizar buscadores de vuelos como Skyscanner o eDreams para encontrar las mejores fechas para volar y las mejores ofertas. Nosotros siempre los utilizamos, unas veces uno y otras veces el otro, aunque no siempre podemos aprovecharnos de las ofertas que salen porque nuestras fechas para viajar son limitadas por nuestros trabajos. Ojalá que tú tengas más suerte y puedas viajar a Nueva York ¡con un billete casi regalado!

2. Buscar alojamiento

El siguiente paso que hay que dar una vez que hayas comprado los vuelos es buscar un sitio donde hospedarse. Y entonces surge la pregunta del millón: ¿qué es mejor: alojarse en un hotel, en un apartamento, en un hostel…?; seguida de esta otra pregunta: ¿y dónde me alojo: en pleno centro o en las afueras? Esto depende mucho de tus gustos, de lo que te quieras gastar… Lo único que podemos aconsejarte en este apartado es que utilices comparadores de alojamientos, como Booking o HotelsCombined, para encontrar el lugar adecuado a tus necesidades.

No obstante, si deseas conocer nuestra opinión, te diremos que, si es la primera vez que vas a Nueva York, lo más cómodo es buscar un hotel en la zona de Midtown; de esta forma, podrás ir caminando a casi todos sitios, no perderás tiempo en trasladarte y vivirás mucho más el ambiente de “la ciudad que nunca duerme”. Nosotros nos hospedamos en el hotel DoubleTree by Hilton Hotel New York Times Square West y fue todo un acierto. Además de estar muy bien ubicado, la atención del personal fue exquisita; las camas, ultracómodas; y la habitación, bastante grande para lo que suele encontrarse en la mayoría de hoteles. ¡Repetiríamos seguro! 

3. Solicitar el ESTA

Los ciudadanos españoles no necesitamos visado para viajar a Nueva York, ya sea por placer o por negocios hasta un plazo máximo de 90 días, pero para entrar a Estados Unidos es obligatorio tramitar el ESTA (Electronic System for Travel Authorization), una autorización de entrada al país. Cuesta 14 dólares y tiene una validez de dos años. La página web oficial donde poder solicitar el ESTA es https://esta.cbp.dhs.gov/ 

Se trata de un trámite muy sencillo en el que tienes que rellenar una serie de datos personales, indicar dónde te vas a alojar y responder a un cuestionario en el que afirmas no tener antecedentes penales ni intención de atentar contra los EE. UU., etc. Esta autorización puede solicitarse hasta 72 horas antes de viajar, pero muchas veces no se aprueba de manera automática, por lo que te recomendamos solicitarla con mucha antelación.

4. Contratar un seguro de viaje

Aunque siempre es conveniente viajar con seguro de viaje, para Estados Unidos resulta una obligación. Allí los costes sanitarios son tan elevados que cualquier cosa que te pase, por mínima que sea, te supondría un dineral.

Nosotros viajamos siempre tranquilos porque contratamos los seguros con Iati Seguros (incluyen asistencia médica, coberturas por robo y daños al equipaje, gastos de cancelación…). Si decides contratarlo con ellos, desde nuestro enlace obtendrás un 5% de descuento.

5. Cambiar moneda

Uno de los temas que más suelen preocupar a la hora de viajar a un país que tiene moneda distinta a la nuestra es encontrar el mejor lugar donde hacer el cambio de divisas para evitar pagar las desorbitadas comisiones que suele llevar aparejadas. Desde que conocimos ExactChange no podemos estar más contentos porque se tramita todo online, te llevan el dinero a casa en unas 48 horas (a veces antes y de forma gratuita si cambias más de 500€) y encima a un precio muy competitivo. Además, una de las diferencias con otras empresas es que, si te sobra dinero a tu regreso, puedes devolver en sus oficinas hasta el 50% de la moneda que te ha sobrado al mismo precio que pagaste por ella el día de compra.

Pero… ¿y si necesitas cambiar dinero en el destino? Nuestra recomendación es que nunca lo hagas en el aeropuerto, sino en alguna casa de cambio (la tasa de cambio suele ser muy mala en las oficinas de los aeropuertos); eso sí, siempre preguntad el precio final para evitar sorpresas inesperadas (que os incluyan algún gasto de gestión por hacer el trámite).

6. Llevar varias tarjetas de crédito

A la pregunta de si hay que llevar dinero en efectivo a Nueva York o se puede pagar todo con tarjeta nosotros siempre respondemos lo mismo: es necesario llevar tanto varias tarjetas, por si alguna nos diera problemas, como dinero en efectivo, tampoco mucho (nuestro cálculo es unos $50 cada día por persona), pero viene bien para dejar propinas, por si necesitas ir a una lavandería o por si en algún establecimiento las tarjetas no fueran admitidas (aunque pueda parecer raro, hay restaurantes que en la entrada exhiben el cartel de “Cash Only”). Lo que sí es importante es echarse a la cartera, al menos, una tarjeta de crédito porque puede ser que en algún lugar no se te permita hacer pagos con tarjetas de débito (a nosotros nos pasó); pero prácticamente todo en Nueva York puede pagarse con tarjeta: el bono del metro, las compras de souvenirs, la comida en restaurantes…

En definitiva, siempre que puedas paga con tarjeta y si es con alguna tarjeta de recarga, como Bnext, mejor (descarga la app de Bnext desde este enlace y consigue 5€ de regalo al activar tu tarjeta). Esta empresa no te cobra comisión de mantenimiento ni comisión por el cambio de moneda y encima te devuelven la comisión que a ellos sí les cobran. Esta es la tarjeta que hemos usado nosotros por el momento, pero hemos visto que también están funcionando bien las tarjetas Revolut y N26. Las probaremos en nuestros próximos viajes y os contaremos qué tal van.

7. Comprar tarjeta SIM

Otra de las cuestiones importantes que hay que prever al organizar el viaje a Nueva York es la manera de tener internet allí por si queremos estar informados de lo que pasa en el mundo, comunicarnos con nuestra familia o, simplemente, compartir nuestros mejores momentos en las redes sociales. En nuestro caso, la compañía de móvil que tenemos incluye el roaming en Estados Unidos, por lo que en este aspecto estábamos cubiertos. Sin embargo, sabemos que otras personas han usado las tarjetas SIM de Holafly o Telaway, y les ha ido bien, pero como nosotros no las hemos probado aún, no las podemos recomendar.

8. ¿Qué llevar en el equipaje?

Esto varía de una persona a otra y en función de la época en la que se vaya a viajar, ya que no es lo mismo ir a Nueva York en invierno, donde las temperaturas llegan a estar por debajo de los 0º C y necesitaremos ponernos dos jerséis encima de la camiseta interior, que en verano, que pueden superar los 30º C y nos sobrará ropa. 

Lo que sí es común para todos los que viajan a Nueva York son las restricciones de equipaje (consulta en la web de tu aerolínea cuántas maletas puedes facturar, así como el peso y las medidas de las mismas), la normativa de líquidos (si llevas líquidos en el equipaje de mano, los envases no pueden superar los 100 ml y tienes que colocarlos dentro de una bolsa de plástico transparente con cierre hermético), la batería llena de los dispositivos electrónicos (por si te piden encenderlos para revisarlos), uno o varios adaptadores de corriente con clavijas de tipo A/B (las que son planas) y, lo más importante de todo, cerrar las cremalleras de las maletas con candados TSA, unos candados homologados que pueden abrirse con unas llaves ‘maestras’ que tienen los agentes de aduanas que revisan los equipajes en los aeropuertos para poder abrirlos y cerrarlos sin romperlos.

Respecto al equipaje de mano, te aconsejamos llevar siempre en él los objetos de valor (documentación importante, portátil, cámara de fotos y/o vídeo…), así como también un cambio de ropa para dos días por si tienes la mala suerte de que la maleta facturada no llega al destino al mismo tiempo que tú.

9. Elegir actividades

Nueva York es uno de esos destinos en los que en cada esquina hay algo que ver o hacer (museos, espectáculos, visitas guiadas, paseos en barco…), eso sí, pagando por ello un precio elevado. Por ese motivo, si eres de visitar todo tipo de atracciones, te recomendamos adquirir un pase que englobe las principales atracciones turísticas de la ciudad (Top of the Rock, Empire State, One World Observatory, Museo de Historia Natural, Museo Homenaje 9/11…), ya que te ahorrarás bastante dinero y en algunos sitios, además, no tendrás que hacer cola. Hay ciudades en las que no merece la pena comprarlo, pero en Nueva York sí que es rentable.

En Nueva York la oferta de pases es muy amplia y puedes elegir entre tarjetas de pases por días (New York Pass o Sightseeing Pass) o tarjetas de pases por número de atracciones que quieras ver (City Pass, Explorer Pass o Sightseeing Flex Pass). Nosotros compramos el New York Pass de 7 días (estuvimos en Nueva York 14 días) y lo amortizamos desde el primer momento. No obstante, antes de volar, examina todos los pases que existen para descubrir la ciudad y, si te convencen, escoge el que más se adecúe al itinerario que vayas a seguir. Un consejo que queremos daros es que, independientemente del pase que adquiráis, empecéis a utilizarlo por la mañana. Estas tarjetas se activan por días hábiles y no por hora a la que empiezas a usarlo, por lo que si lo activas a las siete de la tarde ese día “lo habrías perdido”.

En cuanto a tours o recorridos para conocer más a fondo la isla y sus respectivos barrios, nosotros hicimos dos que os recomendamos 100%. Uno fue el tour “Contrastes”, el más famoso y completo de Nueva York ya que en él se recorren los lugares más importantes y sorprendentes de la ciudad: Harlem, Bronx, Queens y Brooklyn. Nosotros hicimos un tour privado de la mano de Andrew, guía oficial de la ciudad, y lo que más nos gustó de este recorrido fue que lo realizamos a pie y, de esta manera, pudimos conocer más detenidamente los distritos, sus gentes… También hicimos un free tour con Civitatis por Lower Manhattan, en el que estuvimos recorriendo el distrito financiero, paseamos junto a Wall Street, vimos a lo lejos la Estatua de la Libertad y terminamos en la zona cero. ¡Alucinante!

Otra opción que tienes si viajas a Nueva York varios días es aprovechar para conocer otras ciudades cercanas. Generalmente, se ofrecen excursiones de un día a ciudades como Washington D. C., Boston o Filadelfia. Nosotros, como estuvimos dos semanas, nos organizamos para realizar dos excursiones: un día fuimos a visitar Washington D. C. y otro día, Filadelfia. Puedes contratar las excursiones con una empresa o hacer como nosotros y organizarlas por tu cuenta.

10. Moverse por la ciudad

La mejor manera de recorrer Nueva York de punta a punta es utilizando su transporte público. Tanto el metro como el autobús están operativos las 24 horas del día los 7 días de la semana y, aunque también tendrás ocasión de recorrer a pie varias zonas -cosa que recomendamos encarecidamente- o subirte en el típico taxi amarillo, las distancias allí son tan largas y el tráfico es tan caótico que perderías mucho tiempo si no vas en metro o, si lo prefieres, en autobús.Lo que te recomendamos nada más llegar es que compres en la primera estación de metro en la que entres una tarjeta MetroCard, una tarjeta magnética recargable que permite el pago de los distintos medios de transporte públicos de Nueva York, esto es metro, autobús y el teleférico que lleva a la isla de Roosevelt. Te cuesta $1 y después puedes elegir entre pagar por viajes o de forma ilimitada, opción que te aconsejamos porque tendrás que coger varios metros y autobuses durante tu viaje y lo amortizarás muy pronto. Cuando nosotros fuimos, el abono ilimitado de 7 días nos costó solamente $33, mientras que un solo viaje en metro costaba $3 y en autobús $2,5. Antes de tu viaje, entra en la web oficial del transporte público de Nueva York para conocer sus tarifas actuales (https://new.mta.info/).

Hasta aquí llegan nuestros consejos para la planificación de vuestro primer viaje a Nueva York y disfrutar así de la “ciudad que nunca duerme”. No dudéis en contactar con nosotros si necesitáis algún tipo de aclaración o ayuda en vuestros preparativos.

CÓDIGO ÉTICO: En esta entrada aparecen algunos enlaces a páginas web de empresas de las cuales percibimos una pequeña comisión. Todas estas empresas las hemos probado previamente. Si accedes a ellas a través de nuestros enlaces, tus compras tendrán el mismo precio o, en algunos casos, obtendrás un pequeño descuento, pero nunca pagarás de más. Con tu apoyo podremos seguir contándote nuestros viajes en el blog.

EscribiendoViajes

Sobre EscribiendoViajes

Deja un comentario