Planificación

¿Cuál es la mejor cámara de fotos para viajar?

Escrito por junio 13, 2020junio 22nd, 20202 Comentarios

¿Qué cámara me compro para viajar? Cuando empiezas a viajar y a descubrir nuevos destinos nos surge, de forma innata, el deseo de plasmar lo que hemos visto y recordar las experiencias vividas. Y ahora, que vivimos en la época de la inmediatez con las redes sociales, más aún. Entonces, ¿quién no se ha hecho nunca esta pregunta? Por mucho que le demos vueltas, seguramente no exista una respuesta correcta o incorrecta. Sin embargo, nosotros en esta entrada vamos a intentar ayudarte a que compres la cámara que más se adapte a tus necesidades. Siempre que nos han pedido nuestra opinión, hemos preguntado antes dos cosas: qué tipo de viajes vas a realizar y qué presupuesto tienes.

¿Qué tipo de viajes vas a realizar?

Seguramente es una pregunta que ni tú mismo actualmente puedas contestar ya que es posible que estés realizando viajes de fin de semana por Europa, pero en un futuro te gustaría hacer una safari por Kenia, por poner un ejemplo. Te recomendaríamos que te centraras en el tipo de viaje que más haces puesto que, si vas a realizar alguno de forma puntual en el que se necesitase un equipo más concreto, siempre se puede alquilar material fotográfico en tiendas especializadas.

¿Qué presupuesto tienes?

Este sería otro de los aspectos fundamentales a la hora de comprar una cámara. En la actualidad existen cámaras desde cientos hasta miles de euros. Normalmente las cámaras más caras tienen unas especificaciones más avanzadas que nos permitirán tomar imágenes, por ejemplo, en condiciones de luz muy bajas o disparar una ráfaga de hasta 14 fotos por segundo, cosa que seguramente no podrás hacer con cámaras más económicas. Sin embargo, no siempre lo más caro es lo que mejor se adapta a lo que necesitas.

A continuación te informamos de los tipos de cámaras más comunes para que empieces a plantearte cuál te puede interesar más a ti. Vamos a intentar hablar sin tecnicismos y de la forma más clara posible para que cualquiera, sin conocimientos previos, pueda saber de qué estamos hablando.

Tipos de cámaras

Móviles

Pese a no ser exclusivamente una cámara, actualmente los móviles disponen de características más que suficientes para hacer fotografías en casi todas las condiciones de luz. Estos dispositivos tienen ópticas fijas y algunas marcas están apostando por incluir varias ópticas para cubrir todas las distancias focales posibles. Uno de sus puntos flojos suele ser la fotografía nocturna. Sin embargo, su principal ventaja es que los llevamos siempre encima.  

Compactas

Todos sus elementos (óptica, flash, sensor, etc.) están dentro de un pequeño dispositivo listo para usarse sin tener conocimientos previos de fotografía ya que son totalmente automáticas. Estas cámaras tiene un zoom óptico y un sensor más grande que les permite obtener imágenes de mayor calidad en comparación con los dispositivos móviles, aunque estos últimos han avanzado mucho y resuelven muy bien casi todos los escenarios posibles. Las cámaras compactas más avanzadas disponen de programas semiautomáticos y manuales, sensores de hasta 1” y, en función de la marca, algunas tienen la posibilidad de utilizar el formato raw.

Bridge

De aspecto son muy similares a las cámaras réflex, aunque estas no utilizan un sistema de espejos para ver la imagen por el visor, por lo que su tamaño es más reducido. Debido a esto, el sensor es más pequeño que en las réflex. Su objetivo no es intercambiable, pero estas cámaras suelen montar ópticas con gran zoom pudiendo realizar de esta manera varios estilos de fotografía. Asimismo, disponen de controles semiautomáticos y manuales, incluso algunas disparan el formato raw.

Sin espejo

Actualmente es, sin duda, el tipo de cámara que está más de moda. Utilizan sensores similares a las réflex en cuanto a su tamaño y calidad y tienen un sistema de ópticas intercambiables. En vez de utilizar un visor óptico, utilizan un visor electrónico ya que no tienen un pentaprisma como las réflex, lo que hace que estas cámaras tengan un tamaño reducido y menor peso. 

Réflex (DSLR)

Reciben este nombre por el sistema de reflexión de espejos que permite ver la imagen en tiempo real a través de su visor óptico. Estas cámaras suelen tener el sensor más grande (APSC y Full Frame), prestaciones más avanzadas, más ergonomía y algunos modelos de gama alta, incluso, están selladas al polvo y a la humedad. A priori, podría parecer que estas son las mejores cámaras a elegir, pero no siempre es así ya que este tipo de cámaras son bastante más grandes y pesadas que las anteriormente mencionadas.

Una vez vistos los tipos, queremos centrarnos en las dos partes imprescindibles de las que se compone una cámara: el sensor y el objetivo. 

Sensor

Se encuentra justo detrás del obturador y su función principal es captar la luz mediante unas células fotosensibles. Se podría decir que es el corazón de la cámara.

Tamaño

Resultaría interesante que el tamaño fuera lo más grande posible ya que nos dará una mayor calidad en la captura. Aquí tienes un ejemplo: Full frame (36 x 24 mm), APS-C (22 x 15 mm en cámaras Canon y 24 x 16 mm en cámaras Nikon), 4/3 (18 x 13,5 mm), 1” (12,80 x 9,60 mm), etc.

Resolución

La resolución del sensor nos indica el tamaño de las imágenes que obtendremos y se expresa en megapíxeles. Cuanta mayor resolución tengamos, mayor será la ampliación que podamos realizar en nuestra fotografía. Entre 12 y 20 megapíxeles sería más que suficiente.

Rango dinámico

Es la capacidad del sensor en obtener la mayor cantidad de tonos entre el blanco puro y el negro sin detalle. Su unidad de medida es en EV o diafragmas. Las cámaras réflex de alta gama llegan a tener hasta 14 EV.

Sensibilidad

Es un parámetro de nuestro sensor que puede configurarse en cada disparo y se mide según el estándar ISO. Cuanta mayor sensibilidad (número de ISO alto), mayor cantidad de luz es capaz de captar el sensor gracias al incremento de la señal eléctrica. Sin embargo, al aumentar la sensibilidad, vamos a aumentar también el nivel de ruido (grano digital). Una cámara réflex de altas prestaciones puede disparar a valores de 6400 y 12800 ISO sin apenas perder calidad.

Objetivo

Es un dispositivo que contiene un conjunto de lentes, el diafragma y el sistema de enfoque. Su función es la de dirigir la luz que proviene de la escena hacia el sensor para crear una imagen.

Distancia focal

Es la distancia, que se mide en milímetros, entre el centro óptico de la lente y el sensor de la cámara. Si tenemos un 14mm será un gran angular (mayor campo de visión) y si es un 300mm será un teleobjetivo (menor campo de visión).

Luminosidad

La luminosidad hace referencia a la cantidad de luz que puede llegar a entrar al sensor a través del objetivo. Esta apertura se controla con el diafragma y se mide con un número f. Cuanto más bajo sea el número f, más luz entrará por el objetivo y podremos realizar imágenes con menos profundidad de campo (con el fondo desenfocado, como el modo retrato del móvil). Por ejemplo, un f/2.8 es más luminoso que un f/11. Es posible que en los objetivos zoom el número f sea variable en función de la distancia focal.

Distancia mínima de enfoque

Es la distancia mínima a la que nuestro objetivo puede enfocar. Esto lo tendríamos que tener en cuenta, sobre todo, si realizamos fotografía macro. 

Peso y dimensiones

Pese a estar en último lugar, últimamente estas son dos de las características principales que se miran para adquirir un equipo. Cada vez más queremos que nuestra cámara tenga un tamaño muy reducido y sea muy competitiva. Sin embargo, lamentamos deciros que normalmente sus prestaciones vienen ligadas a su peso y tamaño, es decir, cuanto más grandes y pesadas suelen tener mejores características. Por tanto, tendremos que buscar el equilibrio perfecto para que el equipo se adapte a nuestras necesidades en todos los sentidos. Ya os avisamos de que muchas veces no es tarea fácil.

Sin duda, existen más características de las aquí mencionadas, pero nos hemos querido centrar en estas porque consideramos que son las que debe de conocer cualquier usuario sin importar el conocimiento que tenga de fotografía.

Nuestro equipo

A día de hoy nuestro equipo fotográfico está formado por tres cámaras: una réflex de altas prestaciones (Nikon D810), una cámara compacta avanzada (Canon G7X II) y un teléfono móvil (Google Pixel 3a).

En la mayoría de viajes que hemos realizado solo nos llevamos la Canon G7X II y el Google Pixel 3a ya que para nosotros el equilibrio que ofrecen entre la calidad y sus dimensiones es inmejorable. El teléfono lo llevamos siempre encima y la cámara nos cabe en un momento determinado en cualquier bolsillo, por lo que, para guardar nuestros recuerdos y publicar en el blog, estos dos equipos se complementan a la perfección. Actualmente estamos barajando la posibilidad de cambiar la cámara compacta por una cámara sin espejo para obtener más calidad en las imágenes y porque estamos empezando a realizar vídeos de nuestras salidas y queremos que la propia cámara tenga estabilizador.

La Nikon D810 la usa Pablo para su día a día ya que es un apasionado de la fotografía, especialmente de naturaleza y paisaje. La calidad que da esta cámara en comparación con las otras es brutal. Sin embargo, si el viaje no es muy largo o no está planificado para tener mucho tiempo para hacer fotografías, preferimos dejarla en casa por su gran tamaño y peso. Por supuesto, en nuestro viaje a Nueva York y durante el safari por Kenia y Tanzania… ¡No la pudimos dejar en casa!

Esperamos que este artículo te haya ayudado a disipar alguna de las dudas que tuvieras. Como siempre decimos, para cualquier pregunta no dudes en escribirnos y te responderemos lo antes posible.

EscribiendoViajes

Sobre EscribiendoViajes

2 Comentarios

  • Diego dice:

    Uff cuando nosotros comenzamos a viajar fue un gran drama de que camara llevar por lo que decidimos llevar los moviles y una semiautomatica vieja que mi padre ya no usaba. Y fue salir con eso y tras unas semanas comenzamos a darnos cuenta que necesotabamos mas. Aprovechamos que estabamos en japon para ira tiendas de segunda mano, probarlas en persona, darle caña y conseguimos una canon kiss x7 (versiom 100D em europa) a buen precio y aunque a bajas condiciones de luz no es la mejor, nos ha rendido bastante y sigue haciendolo! Hemos decidido al momento seguir con una Dslr ya que el espejo protege el sensor y se ensucia menos al estar cambiando de lentes sobre todo en viajes frente a condiciones impredecibles la mayoria de las veces. Las mirrorless se ensucia mas el sensor al no tener esa protección y aunque son mas livianas, creo q seguiremos con esta un tiempito mas… Hasta encontrar una buena oferta XD

    • EscribiendoViajes dice:

      Muy buenas, amigo. Al final hay que buscar la mejor cámara que se adapte a nosotros y a lo que queremos hacer. No siempre la más cara es la mejor para nuestras necesidades. Respecto a lo que comentas del sensor es así, ya que el espejo protege en cierto modo al sensor. Si os animáis a comprar otra… ¡Escríbenos! Muchas gracias por tu mensaje. Un saludo 🙂

Deja un comentario