España

Día 1. Llegada a Asturias

Escrito por agosto 19, 2020Ningún comentario

Visitar el norte siempre fue uno de nuestros viajes pendientes, por lo que con la situación actual que nos encontramos dejamos de lado los grandes viajes para descubrir Asturias. En condiciones normales hubiéramos viajado fuera de España ya que teníamos programado un gran viaje este verano, pero las cosas han venido así. Sin embargo, ha sido un viaje inesperado que nos ha sorprendido mucho y tenemos claro que volveremos en otra ocasión para seguir disfrutando de sus impresionantes paisajes.

Nuestro viaje comenzó en el Aeropuerto Internacional de la Región de Murcia, en Corvera, donde cogimos un vuelo directo hacia Asturias. La verdad es que echamos en falta más medidas de higiene tanto en el aeropuerto como en el avión teniendo en cuenta que nos encontramos en plena crisis sanitaria. Únicamente, al entrar al avión, te daban gel hidroalcohólico y tenías que permanecer todo el vuelo con las mascarillas puestas. Por otro lado, otra de las medidas que se ha tomado es la de facturar gratuitamente la maleta de mano para evitar así la manipulación constante de los compartimentos superiores.

Apenas una hora y media después del despegue ya estábamos en el Aeropuerto de Asturias. Allí cogimos un autobús que, en media hora, nos llevó a la capital del Principado. Eran sobre las 16:00 horas. A 10 minutos de la estación llegamos a nuestro primer hotel del viaje: City Express Covadonga.

Una vez dejadas las maletas y mochilas, nos dirigimos al punto de encuentro en la Plaza de Alfonso II El Casto, junto a la Regenta, pues teníamos una visita guiada de la mano de Civitatis. Durante el recorrido visitamos la Plaza de la Constitución, la Plaza del Fontán, la Plaza Escandalera, el Teatro Campoamor, el Campo de San Francisco y la Catedral entre otras cosas. Casi dos horas de caminata en las que conocimos la ciudad de Oviedo y muchas de sus particularidades.

Para cenar, por recomendación de varios amigos, fuimos a Tierra Astur Parrilla y realmente quedamos encantados, aunque pagamos la “novatada” porque queríamos probar varias cosas, pero ni siquiera pudimos con un cachopo para compartir que fue lo que finalmente pedimos. Así dimos por finalizado nuestro primer día por Oviedo.

EscribiendoViajes

Sobre EscribiendoViajes

Deja un comentario